Fue también conocida antiguamente como Plaza de las Verduras, por instalarse en ella el mercado al aire libre. La plaza ha sido reformada recientemente y ahora se puede contemplar, en el centro de la misma, una escultura ecuestre del Infante Don Fernando y, al fondo, una fuente representativa de los cuatro elementos: agua, fuego, aire y tierra. A ella se asoman, desde la ciudad alta, el mirador de las Almenillas, las murallas y el Arco de los Gigantes. En la plaza encontramos dos edificios importantes: el Palacio de Nájera, bella mansión antequerana dedicada a Museo de la Ciudad, y el Convento de Santa Catalina de Siena.

EnglishFrenchGermanItalianSpanish